Fractura o esguince. Definición, diferencias y consejos básicos de actuación.

radiografía

En este artículo EBDLE intenta explicar de manera sencilla cómo averiguar tras un accidente (caída, mal movimiento, etc) si la persona presenta algún esguince o fractura y qué medidas se deberían realizar hasta la valoración en un centro hospitalario.

 

Valoración inicial:

 

lesión

 

Tras una situación accidental, puede verse afectada alguna parte del cuerpo de la persona. En primer lugar y con sumo cuidado, hay que valorar que está consciente y desde su posición, preguntarle cómo ha caído o qué movimiento ha realizado. (Por ejemplo:¿ Qué ha ocurrido? he resbalado con el agua de lluvia y he caído sobre el lado derecho” o también: he girado bruscamente y me ha dado un chasquido en la rodilla”…)

De no estar consciente, se deberá llamar inmediatamente a Urgencias.

 

ambulancia

 

Los consejos a seguir en caso de inconsciencia se explicarán más adelante en otro artículo específico en primeros auxilios y de soporte vital básico.

Por el momento, aquí detallaremos las actuaciones en el paciente consciente.

Habría que valorar la posición inicial, la zona donde refiere más dolor y su estado: objetivar si la zona está sobre-elevada o con abultamiento, con otra coloración de la piel, si se aprecia deformidad, etc. Aunque en otras ocasiones, no se puede visualizar y basta con el dolor que la persona sufre.

Si se observa posición “anti-natural” puede ser motivo de torsión o rotación y NO DEBERÁ MOVILIZARSE NI RECOLOCARSE hasta que sea valorada en el hospital. 

 

Esguince:

 

Según el diccionario de la lengua española, se define esguince como Torcedura o distensión violenta de una articulación que puede ir acompañada de la ruptura de un ligamento o de las fibras musculares.”

Esto significa que el traumatismo o golpe, es absorbido por la articulación y no por el hueso cercano, produciéndose lesiones en los ligamentos y los músculos que rodean dicho hueso.

 

Fractura:

 

Cuando el traumatismo afecta directamente a hueso, produciéndose rotura del mismo.

Ya sea esguince o fractura, en ocasiones no se puede verificar con certeza de qué lesión se trata sin haber realizado previamente un control radiológico, ya que existen esguinces graves que cursan con síntomas y signos parecidos a la fractura.

 

Consejos básicos:

 

Para un correcto manejo ante la posibilidad de fractura o esguince, se debe dejar la zona lo más inmovilizada posible hasta ser diagnosticada a posteriori, ya que, algún movimiento podría empeorar aún más el daño.

Si se sospecha que la lesión pudiera ser de la columna vertebral, no se deberá movilizar ni coger a la persona. Llamar inmediatamente a Urgencias ya que el traspaso a la camilla debe realizarse «en bloque» por personal especializado.

 

transporte en bloque

 

Si la lesión fuera en el brazo, colocar dos tablillas o bases sólidas (una de manera contraria a la otra) en la zona afectada y vendarlas (o unirlas con cinta) para evitar los posibles movimientos bruscos durante el traslado. A continuación, colocar un cabestrillo, sujetando el brazo con un pañuelo o bufanda atada al cuello.

 

entablillado brazo  cabestrillo

 

En traumatismos de dedos se inmovilizarían, por ejemplo, colocando un lápiz como base sólida o ayudándose con otro dedo sano, unidos con cinta o esparadrapo.

Para la pierna, usar dos bases sólidas largas (como dos tableros) y unirlos a cada lado de la pierna con cinta, para inmovilizarla del todo.

También sería aconsejable aplicar frío o hielo local.

Si existiera fractura abierta (salida del hueso al exterior), colocar una gasa o paño limpio en la zona afectada sin apretar.

También habría que vigilar que la persona esté o no anticoagulada (más información sobre pacientes con Sintrom®  Parte 1 y Parte 2).

Una vez que se hayan realizado las técnicas anteriores, el siguiente paso sería acudir al hospital para la realización de un estudio radiológico.

hospital

 

Espero que os haya gustado 😉

 

Deja un comentario