¡¡LLEGA EL VERANO!! Cuidados y consejos básicos.

verano

Consejos básicos en verano

Pues sí, se acerca el calor…y con él, la llegada de las quemaduras, picaduras, insolaciones, etc.

En este artículo, EBDLE intenta aportar los consejos básicos que han de realizarse para disfrutar al 100% de las vacaciones de verano y no acabar en el Centro de Salud o en el puesto de Socorro de la playa.

Hay que tener en cuenta, que el organismo funciona como termo-regulador de la temperatura corporal, pero cuando la temperatura ambiente es muy elevada, es necesario emplear ciertas medidas para que nuestro cuerpo se adapte.

  • Beber agua es fundamental, se recomienda una ingesta hídrica mínima de dos litros al día.

agua

  • Las duchas pueden aliviar al cuerpo de las elevadas temperaturas externas.
  • Tomar alimentos frescos, como las ensaladas, zumos naturales, frutas de agua, etc, aporta líquidos al organismo y además son una rica fuente de vitaminas, muy necesarias en épocas estivales.
  • La actividad física es recomendada en todas las épocas del año, pero en verano evitar el ejercicio físico en las horas centrales del día.
  • Llevar ropa de colores claros. El color oscuro atrae más el calor.
  • Calzado cómodo y ligero.

 

En caso de exposiciones al sol:

 

sol

 

  • Cubrir la cabeza con gorras o sombreros.
  • Emplear gafas de sol, a ser posible de buena calidad.
  • Aplicar cremas de protección solar, incluso en días nublados, mínimo del factor 30. No solamente se evitan las quemaduras sino también problemas cutáneos futuros, como manchas, envejecimiento de la piel, melanomas, etc. Deben de aplicarse 2 ó 3 veces al día o tras los baños en la playa o la piscina. ¡¡Máximo cuidado en los ancianos y en los niños!!
  • Evitar las horas centrales para la exposición prolongada.

 

Otros consejos:

 

Durante las épocas de calor también son muy frecuentes los mosquitos. Es fundamental aplicarse repelente para evitar ser víctima de estos «pequeños vampiros invisibles».

mosquito

En cualquier caso, y ante cualquier picadura, sea el insecto que sea, las medidas a llevar a cabo serían:

  • Lavar la zona afectada con agua y jabón.
  • Extracción de cuerpos extraños, aguijones, etc. A ser posible con algún instrumento limpio, ya sea una pinza o similar, evitando extraerlo con las manos, dientes o succionando.
  • Lociones de amoniaco.
  • Aplicar hielo local.
  • En caso de dolor, enrojecimiento, escozor e inflamación, sería necesario acudir al centro médico, por si fuera necesario la administración de corticoides, analgésicos, etc.

 

Espero que los consejos os sean útiles.

Desde EBDLE esperamos que paséis unas felices vacaciones y sobre todo, con precaución 😉 .

 

Deja un comentario