Los cuidados paliativos en enfermería – Definición y Objetivos

cuidados paliativos

¿Qué son los cuidados paliativos?

Se conoce como cuidados paliativos al tratamiento que se ofrece al paciente terminal cuando ya no existe opción curativa y/o cuando el objetivo fundamental es mantener una estado vital de calidad.

Se entiende como enfermedad terminal, según los criterios establecidos por la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL):

  • Presencia de una enfermedad avanzada, progresiva e incurable.
  • Falta de posibilidades de respuesta al tratamiento.
  • Presencia de síntomas intensos, múltiples, multifactoriales y cambiantes.
  • Impacto emocional en paciente, familia y equipo terapéutico, en relación con la presencia de muerte.
  • Pronóstico vital igual o inferior a 6 meses.

¿Qué significa la medicina paliativa?

La medicina paliativa, tiene como objetivo principal la atención integral del enfermo terminal (aspectos físico, mentales, emocionales, espirituales, etc), que incorpora a la familia en el estudio, que proporciona el principio de autonomía y promueve la atención personalizada. Para ello, dicho cuidado integral, debe llevarse a cabo mediante un equipo multidisciplinar: médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, trabajadores sociales, asistentes espirituales, etc.

El objetivo principal es optimizar la calidad de vida en la medida de lo posible.

enfermo y familia

Independientemente que la necesidad de los cuidados paliativos vengan provocados por un cáncer, se deben llevar a cabo las siguientes funciones del equipo multidisciplinar para una correcta atención y bienestar del enfermo:

  • Control de síntomas (dolor, debilidad, insomnio, anorexia, ritmos intestinales alterados, etc). Hay que tener en cuenta que estos síntomas son cambiantes y el paciente debe adaptarse a ellos. El equipo debe aportar las medidas necesarias para dicha adaptación. Específicamente, en enfermería, se realizan los siguientes procedimientos en el estudio y seguimiento de síntomas: análisis de los mismos, causas del proceso, evaluar el impacto en paciente y familia, iniciar el tratamiento adecuado (si es farmacológico, bajo previa pre-escripción médica), monitorizar mediante escalas de dolor y cubrir las necesidades básicas.
  • El equipo debe ofrecer, tanto al paciente como a su familia, apoyo emocional y comunicación, así como resolución de dudas que vayan surgiendo.
  • El trabajo y la comunicación del propio equipo es fundamental.
  • Promoción de la autonomía y la dignidad.
  • El equipo debe ser capaz, a través de la empatía*, de captar las necesidades y ayudas demandadas por el paciente y su entorno.

*empatía: ponerse en el lugar del otro.

Derechos del enfermo terminal

Para finalizar creo que es importante añadir cuáles son los Derechos del Enfermo Terminal, según decretó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990:

• Estar libre de dolor.

• No ser engañado.

• Ser tomado en cuenta para su tratamiento.

• Ser tratado como persona hasta el momento de su muerte.

• Mantener una esperanza, cualquiera que ésta sea.

• Obtener una respuesta honesta, cualquiera que sea su pregunta.

• Obtener la atención de médicos y enfermeras, incluso si los objetivos de curación deben ser cambiados por objetivos de confort.

• Expresar, a su manera, sus sentimientos y sus emociones, lo que respecta al acercamiento de su muerte.

• Recibir ayuda de su familia y para su familia en la aceptación de su muerte.

• Conservar su individualidad y no ser juzgado por sus decisiones, que pueden ser contrarias a las creencias de otros.

• Ser cuidado por personas sensibles y competentes que van a intentar comprender sus necesidades, ayudándole a enfrentar la muerte.

• No morir solo.

• Morir en paz y con dignidad.

• Que su cuerpo sea respetado después de su muerte.

 

Deja un comentario